Más de esta sección

Resolución Alternativa de Conflictos

Descripción del servicio

La Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), por esta vía ofrece la tramitación de solicitudes del Departamento de Resolución alternativa de conflictos es el departamento encargado de mediar, conciliar de la Oficina Nacional de Derecho de Autor (DRAC) es una entidad creada para contribuir a solucionar las diferencias en torno a la aplicación del derecho de autor en República Dominicana, a través de los métodos alternativos de solución de conflictos.

A quién va dirigido

A todos los autores y grupos de intereses que se vean envueltos en una controversia de Derecho de Autor.

Departamento que lo ofrece

Departamento de Resolución alternativa de conflictos

Información de contacto

Tel.: (829) 593-6632 Ext .2001, 2002
Dirección: C/ Paseo de los Locutores #28 Piantini.

Requerimientos o requisitos

  1. Una comunicación o una instancia dirigida al director de la ONDA, con atención al Departamento de Resolución Alternativa de conflictos.
  2. Dirección o domicilio del presunto infractor.
  3. Dos juegos de copias del expediente.

 

Procedimientos a seguir

  1. Depositar por ante ONDA el expediente completo con relación a la solicitud de mediación.

 

Horario de prestación

De Lunes a Viernes de 8:30 AM a 4:00 PM

Costo

RD. 4,500 si la notificación que se harán esta en el Distrito Nacional y RD 6,500, si hay que notificar en el interior del país.

Tiempo de realización

10 días laborables

Canal de Prestación

Presencial

Información adicional

Presencial por caja de la institución.

 


1976
4,2
Rated 4.2 out of 5
4.2 de 5 estrellas (basado en 17 reseñas)
Excelente41%
Muy buena53%
Media0%
Mala0%
Muy mala6%

La Abuela Yiya

Rated 4 out of 5
marzo 15, 2023

En La Abuela Yiya se presenta una familia normal, con hijos, nueras y nietos.

El deseo de unidad lleva a las familias a anteponer la buena convivencia sobre todas las razones permitiendo el desarrollo de la tolerancia y el respeto en cada hogar. Es un ejemplo cualquiera. Y dentro de este contexto la participación de los abuelos como entes moderadores es de gran valor.

Los abuelos luchan por seguir siendo importantes dentro del seno familiar y es así que tratan de seguir siendo útiles, dando sus experiencias, sus cuidados, sus últimos años y su amor a toda la familia. Los nietos llegan al hogar y se convierten en un renacer para los abuelos.

Por otro lado, presento una suegra que con frecuencia olvida que los hijos ya crecieron y tienen derecho a diseñar su propia vida.

Lidia Martinez de Macarrulla

La vuelta

Rated 5 out of 5
febrero 16, 2023

Es una historia basada en lo que está pasando actualmente con los viejas Estados Unidos,el puente es México,está es una historia Domicana

Jancel Reyes Pacheco

Poema Piel Canela

Rated 4 out of 5
febrero 13, 2023

Verte partir, es igual de doloroso como el día que te perdí, cuando el coraje estuvo ausenté en medio de la batalla y mis manos te soltaban.

Cada lagrima derramada son letras de mi alma y entre puntos y pausas va muriendo la esperanza de tenerte y besarte y entres mis brazos acariciarte.

Ayer te sentía, hoy la soledad me priva de tu compañía, susurrando a mi oído cual grande fue tu cobardía y hoy grito de dolor ante ese beso que no se hizo eterno.

La luna y las estrellas estuvieron presentes en esa noche fría de invierno donde la brisa se hacía dueña de tu castaño cabello, las luces y fuegos artificiales hacían reverencia al resplandor de tu mirada y tu ceñido vestido negro despertaba los más profundos sentimientos.

Tu alegre sonrisa cautivaba mis sentidos, mis labios callaban ante tus suspiros, para mis manos no había nada imperfecto en tu delicado cuerpo, tu piel, tu piel canela que supera la suavidad de la almohada.

Describir la perfecta combinación de tu sonrisa, ternura, delicadeza y ese toque de sensualidad que envuelve tu belleza que cautiva los corazones a cadena perpetua.

No existen razones por la cual no anhele tu condena libertándome cada mañana con un beso en tu cadera, como niño recién nacido ser alimentado de tu pureza, despertando cada mañana enredado entres tus piernas.

Que el aroma de tu piel, piel canela, sea la alarma que me despierte cada mañana, la pasión de poseerte y dejar de soñarte porque junto al alba me tocó amanecerte.

Decir adiós es el comienzo de la ausencia y embargarse en el tren de la tristeza sin vuelo de regreso pues en tu piel, piel canela se canceló ese boleto.

Ganar el derecho a recordarte es mucho más de lo que merece un corazón cobarde al no luchar por lo recibido se aprecia lo que se ha ido.

Pablo E. Guerrero

Pablo Enrique Guerrero

Poema Piel Canela

Rated 4 out of 5
febrero 13, 2023

Verte partir, es igual de doloroso como el día que te perdí, cuando el coraje estuvo ausenté en medio de la batalla y mis manos te soltaban.

Cada lagrima derramada son letras de mi alma y entre puntos y pausas va muriendo la esperanza de tenerte y besarte y entres mis brazos acariciarte.

Ayer te sentía, hoy la soledad me priva de tu compañía, susurrando a mi oído cual grande fue tu cobardía y hoy grito de dolor ante ese beso que no se hizo eterno.

La luna y las estrellas estuvieron presentes en esa noche fría de invierno donde la brisa se hacía dueña de tu castaño cabello, las luces y fuegos artificiales hacían reverencia al resplandor de tu mirada y tu ceñido vestido negro despertaba los más profundos sentimientos.

Tu alegre sonrisa cautivaba mis sentidos, mis labios callaban ante tus suspiros, para mis manos no había nada imperfecto en tu delicado cuerpo, tu piel, tu piel canela que supera la suavidad de la almohada.

Describir la perfecta combinación de tu sonrisa, ternura, delicadeza y ese toque de sensualidad que envuelve tu belleza que cautiva los corazones a cadena perpetua.

No existen razones por la cual no anhele tu condena libertándome cada mañana con un beso en tu cadera, como niño recién nacido ser alimentado de tu pureza, despertando cada mañana enredado entres tus piernas.

Que el aroma de tu piel, piel canela, sea la alarma que me despierte cada mañana, la pasión de poseerte y dejar de soñarte porque junto al alba me tocó amanecerte.

Decir adiós es el comienzo de la ausencia y embargarse en el tren de la tristeza sin vuelo de regreso pues en tu piel, piel canela se canceló ese boleto.

Ganar el derecho a recordarte es mucho más de lo que merece un corazón cobarde al no luchar por lo recibido se aprecia lo que se ha ido.

Pablo E. Guerrero

Pablo Enrique Guerrero

Poema Negro Vestido

Rated 4 out of 5
febrero 13, 2023

El tiempo ha pasado, así como se van los días, se marchita una rosa y un gran amor se olvida y cuando miramos hacías atrás, vemos que rápido pasa la vida,

Y sin poder hacerlo, queremos detener el tiempo y evitar los malos momentos, entonces nos damos cuenta que poco sabemos de la existencia, porque las cosas bellas también se irán algún día.

Si en un breve momento detenemos la marcha y miramos hacías el ayer, no a los días pasados, aquellos que se han ido, que marcaron nuestro cuerpo y mente con grandes heridas, por lo cual llevamos amargas cicatrices en el alma.

Más bien en aquellos bellos y dulces recuerdos, que marcaron nuestros corazones, entonces encontraremos motivos para amar, querer y sonreír, porque veremos el vertido negro.

Que puede representar ese beso que nunca nos dimos, ese momento inolvidable cuando te conocí o por primera vez te vi sonreír, así como esa ocasión en que tuvimos miedo o fuimos arriesgados, inocentes y sinceros.

Que hermoso es recordarte, que lindo es vivir y que agradable son los recuerdos de aquello que de veras amamos un día.

Recordar tu figura, la espontaneidad en tu mirada y esa sonrisa de niña atrevida, me obliga a vivir dentro de un mundo que dejo de existir, que solo existe en mis recuerdos porque así lo decidió la vida.

No es bueno repetir la misma historia dos veces, porque entonces una vez más la vida nos dirá, nada has aprendido. Pero perderse una segunda oportunidad en esta corta vida, sería cruel.

Como olvidar la caída en tu delgado cuerpo de aquel atuendo de color oscuro, la ternura de tu mirada y la frescura que de tu dulce boca brotaba, como no desear volver el tiempo atrás y entre el ruido y el silencio besarte una vez más.

No es que no te he besado mil beses en mis pensamientos, pero sentir la textura de tus gruesos labios, tu pasión al abrasarme y la contextura de tus piernas me obligan a vivir amándote.

Es imposible evitar llamarte, fingiendo ser tu amigo, cuando dentro de mí solo quiero volver a vivir cada uno de mis recuerdos, aquellos que junto a tu delgado cuerpo y tu vestido negro nacieron con la esperanza de ser tu dueño.

Preguntar por ti, saber cómo tú esta, es como besarte cada día al despertar, sentir el toque de tus manos al abrasarme, el coraje en tu mirada al buscarme y tu entrega sin medidas entre mis brazos, es como nacer de nuevo en un mundo casi perfecto.

Una visita inesperada, una confrontación de quien ama siempre será recordada, debido a que serán evidencia de las llamas de amor que andén por dentro, que ciegan los sentidos y alimenta la esperanza.

Esperanza de un te quiero, de bailar contigo en secreto en medio de la sala donde no existan testigo más haya de tu vestido negro y mi corbata.

El tiempo siempre será testigo del lamento y el quejido de los sentimientos y los secretos, secretos que viven en silencio, que se mojaron en medio de la noche bajo el fuerte aguacero, donde la lluvia interrumpía nuestros jóvenes y apasionado besos.

Como no extrañar la fría noche cuando a escondida en el patio de tu casa te abrazaba y el calor del día cuando en las aguas del mar nos sumergíamos buscando el lugar más oculto entre la multitud para que tus gruesos labios se encuentren con los mío.

Los nuevos amores podrán distinguirse, ser sabios, fuertes, maduros y apasionados, pero para bien o para mal siempre encontraran huellas del que fuera el primer, único y mágico amor y hay que aprender a vivir con él.

Estos amores mágicos sin saberlo se convertirán en muralla y balanza eterna arraigada como lapa del mar en los corazones, esto para medir y evaluar de manera consciente e inconsciente nuestras futuras expectativas y exigencias ante los nuevos amores.

Entonces entenderemos que ese vestido negro siempre estará presente como un fiel amigo, un consejero que nunca nos abandonara o como un soldado en medio de la batalla dispuesto a morir por su causa, honor y bandera.

Dándole un lugar, un albergue, un derecho y el privilegio de que nunca nadie más se pondrá el negro vestido, pues cada cosa es única en su momento en su tiempo y en los corazones.

Por siempre tu negro vestido.

Pablo E. Guerrero

Pablo Enrique Guerrero